Lo más leído en los últimos 7 dias

marzo 24, 2019

The Rippingtons: la experiencia continúa



Durante más de tres décadas, The Rippingtons ha estado a la cabeza del mundo del jazz contemporáneo. El grupo fue fundado por el guitarrista y compositor Russ Freeman en 1985, y ha sido el principal vehículo para su visión de la música que desafía el género desde entonces.

The Rippingtons es un grupo de jazz contemporáneo nominado al Grammy, fundado por el guitarrista y compositor Russ Freeman en 1985. El grupo ha superado los treinta años y continúa innovando. Bajo la producción de Freeman, ha lanzado 22 álbumes, todos los cuales han alcanzado el top 5 de Billboard, con cinco de ellos alcanzando el #1. Su álbum debut, Moonlighting, fue catalogado "el álbum de jazz contemporáneo más influyente de todos los tiempos".

Las influencias del grupo son amplias, desde el pop instrumental hasta el rock, la música mundial, el EDM y el R&B. Algunos artistas que han grabado con los Rippington incluyen a Arturo Sandoval, Jeffrey Osbourne, Kirk Whalum, Kenny G, Dave Grusin, el fallecido Joe Sample, Dave Koz, David Benoit, Patti Austin, Peter White, Rick Braun, Zak Wylde y muchos más. Los Rippington fueron elegidos Best Group 2000 por Billboard BET, y Best Group por 2 años consecutivos, 2001 y 2002 por los Premios Oasis, además de Logro en Video 2001.

Su más reciente álbum, Open Road, el primero en tres años, encuentra a The Rippingtons volviendo a lo básico, privilegiando grandes melodías, arreglos dinámicos y virtuosos para tocar mientras, al mismo tiempo, aprovecha y experimenta con técnicas modernas y nuevas tecnologías. Silver Arrows abre el set de once pistas, evocando una sensación de libertad y viajes exóticos, un tema que, sin duda, impulsa el álbum y está integrado por la mascota de la banda, el “Jazz Cat” presentada en la portada de Open Road


Visítanos y síguenos también en Facebook, Twitter e Instagram.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups