Lo más leído en los últimos 7 dias

julio 15, 2018

Pardo y el cuarteto Djinn abordan el metaflamenco



Jorge Pardo es uno de esos músicos que siempre está en un segundo plano pero de los que hacen brillar al protagonista. A lo largo de su carrera, su flauta travesera o su saxo han acompañado a artistas como Camarón, Paco de Lucía o Chick Corea pero él tiene también su propio universo. 

La carrera de Jorge Pardo tiene dos etiquetas -de esas que tanto odian los músicos- que son inseparables a sus instrumentos de viento: flamenco y jazz. "Hay muchos sonidos que forman parte de mi mundo. El flamenco es esencia y principio para mí. A través de esa mirilla he visto y entendido otras tradiciones y, este aprendizaje y el pulso del jazz principalmente, me han llevado a expresarme con espontaneidad, vencer los miedos y no ocultar mi libertad".


Con su cuarteto “Djinn Metaflamenco” aborda el groove, los orígenes del flamenco, electrónica. En las composiciones de ‘Metaflamenco’, se entrecruzan estas tramas, el tiempo y el espacio, para dar lugar a una música que juega con eso mismo.  
  
Órganos Hammond, teclados con sonidos ácidos, contundentes baterías, bajos eléctricos y guitarras flamencas se unen a las aportaciones de Dj’s y productores cercanos a la electrónica trabajando con samples de cantes añejos o colaboraciones cercanas a la poesía hip hop. 

La agrupación Djinn la conforman, además de Jorge Pardo en el saxo y flauta; Tony Romero; teclados; Rycardo Moreno, guitarra; Dj Toner; Pablo Báez, Bajo; David Bao, batería. Voces invitadas: Alana Sinkey y Bego Salazar.
 

Visítanos y síguenos también en Facebook, Twitter, Instagram y Flipboard.

No hay comentarios:

Es Dios

"Esa lengua de fuego se abría despiadada, como urdiendo en el alma y buscando donde cabalgar. Resoplaba fuerte, escrutaba el ojo, mordía la mente y ondeaba su calor, como haciéndonos sentir que somos una miniatura, una milmilésima parte del universo. Esa lengua de fuego, creación al fin, es lo mismo que la hoja, que la piedra, que el agua, que el ave, que la hierba. Es Dios".

La compuerta de la vida

"A veces, casi inerme, entrebusco la fórmula de la vida, y encuentro una melodía que me exige respirar, profundo, restituyéndome la fe en el futuro. Sólo Dios abre la compuerta de la vida, y la música es el compás de espera a la perfección, el estadío más emocionante del ser humano".

Pulsa abajo y síguenos también en Facebook Groups